Cerrar

Nuestros equipos se constituyen como figuras de apoyo a la infancia y adolescencia en un territorio. Tratamos de contribuir en diferentes espacios (sobre todo no-formales) con nuestra presencia socioeducativa, tejiendo lazos de confianza.

También apoyamos a centros escolares, a Servicios Sociales de base, a dispositivos de juventud realizando dinamizaciones, talleres y formaciones y, sobre todo, acompañamientos individuales y grupales.

Según las necesidades de cada situación, organizamos con agilidad una propuesta que ayude a superar una situación de crisis, a tomar un respiro y a establecer una perspectiva. Es un respiro para el o la joven y para el profesional o la familia.

Utilizamos todo tipo de soportes: el trabajo, el arte, la naturaleza, las visitas a lugares singulares…

La duración de esos acompañamientos depende de cada situación y pueden ser individuales o para grupos que necesiten gestionar mejor su convivencia o que carezcan de sentimiento de pertenencia.

Una de las formas más elaboradas de Pedagogía Intensiva es lo que llamamos “Estancias de ruptura-Hausturak”. En esta actividad constituimos grupos de individuos que no se conocen entre ellos y les ofrecemos durante varios días una aventura de convivencia unida a un trabajo por el bien común, y una experiencia singular: navegación de cabotaje, surf, pastoreo, camino de Santiago, montañismo, travesía con asnos, espeleología, etc.

Son actividades a la carta, en función de las necesidades de cada persona. A su vuelta, los participantes maduran, toman decisiones, cambian comportamientos, ponen en valor lo que tienen, mejoran su rendimiento escolar…


200

acciones desde 2010

400

participantes (13-17 años)

Algunos proyectos:

Hausturak, Acompañamientos, Ocio educativo